La Historia del Ferrocarril militar de Puente Alto al Volcán.

El pequeño ferrocarril militar, con una distancia de 60 kilómetros, comenzó a ser construido en el año 1906, inaugurándose hasta El Volcán en 1914, potenciando una zona rica en minerales.

El gobierno entrega la administración del ferrocarril al Batallón de Ferrocarrileros, por decreto, el 20 de abril de 1913, del Ministerio de Ferrocarriles, quien dispuso, que la explotación del Ferrocarril quedara a cargo del comandante del Batallón de Ferrocarrileros, en las siguientes condiciones: entrega bajo inventario, itinerario, tarifas, reglamentos y presupuestos de gasto sometidos a la aprobación del Ministerios de Ferrocarriles. Con una trocha angosta de 0,60 centímetros, este ferrocarril de montaña iniciaba su partida desde la Estación de Puente Alto, donde combinaba con el Ferrocarril Santiago – Puente Alto, (Ferrocarril del Llano del Maipo) y su trazado se extendía hasta la Cordillera de los Andes, internándose por la rivera norte del Río Maipo hasta San Gabriel (km 48) para continuar al sur del Río Volcán, hasta la localidad minera del mismo nombre, donde se encontraba su estación terminal. (km 60)
Su función fue principalmente transporte de plata, cobre, yeso, ganado y abastecimientos desde el Cajón del Maipo, que utilizaba el ferrocarril como el medio de transporte más económico y seguro. Como función estratégica el Ferrocarril Militar cumplía la misión de entrenamiento del ejército para formar reservar militares ferroviarias de montaña, por lo que su Maestranza se encontraba en el interior del Regimiento de Ingenieros de Puente Alto, lugar donde más tarde se trasladó la estación. Este ferrocarril también cumplía un importante servicio social, al ofrecer un servicio de pasajeros (también turístico) a la población del Cajón del Maipo, que por muchas décadas ayudo al desarrollo de la zona.
La actividad minera de la zona comenzó a reducirse con el tiempo, y el automóvil comenzó a ser más popular compitiendo con un pequeño ferrocarril que sólo alcanzaba una velocidad máxima de 30 kilómetros por hora, esto afectó económicamente a la administración del ferrocarril, tomándose la determinación de clausurarlo.
El servicio de pasajeros se mantuvo, pero sólo como un servicio social y turístico hasta el año 1978, desde esa fecha el Ferrocarril Militar operó sólo para uso interno del ejército, y finalmente en el año 1985 el ferrocarril es cerrado y levantada la vía por completo en 1988, a pesar de existir varios proyectos para utilizarlo con atractivos fines turísticos.
El Ferrocarril de Puente Alto al El Volcán y su infraestructura, fueron declarado Monumento Histórico Nacional por Decreto del Ministerio de Educación en 1991.

Written by

Somos una revista de distribución gratuita mensual, con una propuesta coherente e innovadora. Nuestro objetivo es que la disfruten y que nos acompañen en este nuevo viaje.